Aprende a escuchar tu cuerpo

Estamos en una época donde la tecnología, redes sociales, trabajo, estrés nos consumen por completo, y hemos dejado de lado lo más valioso, nosotros mismos. 

Quiero preguntarte, ¿Cuántos minutos dedicas para escucharte, sentir tu cuerpo, tener esa conexión contigo mismo(a)? Muy poco, verdad. 

Dedicarnos esos espacios para conocernos y escuchar nuestro cuerpo nos ayudan a estar presentes en la vida, a vivir desde un estado de buena salud, libertad y con capacidades ilimitadas. Cuando establecemos ese diálogo interno con nuestro cuerpo, podemos ser conscientes de gestionar de manera asertiva las emociones, y por ende sanar nuestro dolor físico o emocional de una forma saludable. 

Es importante saber que no existen las emociones buenas ni malas, ellas nos ayudan a vivir de manera consciente, son necesarias para la supervivencia. Es válido sentir tener enojo en ciertas ocasiones, también alegría, lo valioso aquí es cómo las manejamos, si de una manera adecuada o permitimos que controlen nuestra mente y estado de ánimo.
Escuchar a nuestro cuerpo no es tarea fácil, más cuando nunca lo hemos realizado, pero acá te decimos, ¿Cómo podes iniciar?

Empecemos por lo básico; permítete sentir tus emociones: muchas veces por nuestro ego tendemos a reprimir nuestras emociones, por eso acá te digo, si un día tienes ganas de llorar, gritar, sonreír, bailar, reír, hazlo. Vive y disfruta tu vida con todos los procesos que ella implica. Cada día es una montaña de emociones. 

Cuestiónate todo, ¿por qué me siento así? ¿qué pasó que me hizo sentir así? ¿qué estoy pensando? ¿es congruente lo que siento con lo que pienso? ¿cómo voy a reaccionar o tengo que tomarme una pausa?  Hacernos estas preguntas nos permite conocer verdaderamente lo que nos está pasando y cómo reaccionar ante ello de una forma real. 

Estos dos ejercicios lo puedes realizar ante varias situaciones para tomar conciencia de tu cuerpo.

Otro entrenamiento que podés realizar son las relajaciones. Te ayudarán a conocer las partes de tu cuerpo y podrás liberar la tensión muscular y relajar tu cuerpo.
¿Sabías que según la parte de tu cuerpo donde sientas un malestar o síntoma puede estar relacionado directamente con una emoción reprimida? Acá de dejamos las más importantes 

La cabeza, relacionada con todo lo que pensamos y cómo somatizamos el estrés. La garganta está afín con la expresión de emociones. El estómago; recibe todas las emociones que se reflejan o manifiestan en el estómago: colitis, úlceras, comer demasiado, no comer. 

Recuerda que conocer nuestro cuerpo, mente y emociones nos permite entrar a un mundo de conexión profunda con nuestra verdadera esencia. 

También te gusta

La tecnología y el futuro del empleo

¿Tecnología versus empleo? Para muchas personas esta pregunta les puede generar temor por perder sus trabajos debido la automatización, o sea a que robots o …

Leer más
Carro electrico

El futuro de los carros eléctricos, ¿ayudan o no ayudan al medio ambiente?

Quizá te ha pasado por la mente adquirir un carro eléctrico, ¿por qué no? Tenemos dos razones de peso que nos pueden convencer, la primera; …

Leer más
Vidrio empañado

Como desempeñar los vidrios del auto y como evitarlo

¿Sos de lo que sufre siempre de vidrios empañados? ¡Es estresante, lo sabemos! Más cuando no sabemos porque ocurre tan frecuentemente, y tenemos un poco …

Leer más

Plantas del interior con poco mantenimiento

¡Cuida tu vida y salud! Rodéate de la naturaleza en tu propio hogar.  Las plantas naturales nos transmiten paz y tranquilidad, además de eso nos …

Leer más

Mejorar mi salud Financiera

¿Sabías qué nuestra emociones personales y de consumo están ligadas en más de un 80%? ¡Así como lo lee! Y esto se debe al bombardero …

Leer más

Jardineria con Piedras

Cuando observamos un jardín ,logramos analizar su estructura y su diseño, que nos llama mas la atención sobre como fue elaborado y donde personas utilizan …

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *